Eólica marina

La eólica marina puede crear hasta 10.000 empleos en España
Viernes, 20 de enero de 2012

Antonio Barrero F.

Una oportunidad de 140.000 millones de euros… Si se cumplen las previsiones del sector –y todo parece indicar que así será–, dentro de ocho años, la Unión Europea tendrá 40.000 megavatios eólicos marinos instalados frente a sus costas, lo cual pasa necesariamente por una inversión de unos 140.000 millones de euros. Pues bien, el Clúster Marítimo Español cree que la industria nacional debe aprovechar sus ventajas competitivas –una gran experiencia internacional en el sector naval y un enorme prestigio en el sector eólico (terrestre)– para hacerse con buena parte de ese pastel que está cociéndose en los mares del norte del Viejo Continente. Ello podría suponer, según el Clúster, la creación de hasta 10.000 empleos en los próximos ocho años. Hasta 10.000, aunque no se instalase un solo megavatio frente a las costas españolas.
La eólica marina puede crear hasta 10.000 empleos en España

“Una cifra de generación de empleo de entre 9.000 y 10.000 puestos de trabajo, con unas consideraciones conservadoras y sin tener en cuenta la fase de explotación y de operación del parque; estas estimaciones no incluyen tampoco el desarrollo de la energía eólica marina en España, factor que sería determinante para que estas cifras se vieran incrementadas de forma considerable”. Esa es la principal conclusión del informe “Oportunidades de negocio de la energía eólica marina en el sector marítimo español”, un estudio que cifra en 10.000 los empleos que podría generar la eólica marina europea en España, cifra que “podría incrementarse sustancialmente a partir del año 2020 por el previsible mayor impulso a la eólica marina española”.

El estudio “Oportunidades de negocio de la energía eólica marina en el sector marítimo español” –más de 130 páginas– lo acaba de presentar el Clúster Marítimo Español, una organización que integra a "las industrias, los servicios y las actividades económicas de nuestro país relacionadas con la mar" y entre cuyos socios se encuentran, entre otros, Acciona, Gamesa, Iberdrola, Ingeteam, Navantia, Sener, Grupo Santander, la Confederación Española de Pesca, Puertos del Estado (Ministerio de Fomento), Gerencia del Sector Naval (Ministerio de Industria), el Instituto Español de Oceanografía (Ministerio de Economía y Competitividad) y los sindicatos UGT y Comisiones Obreras.

El Clúster ha hecho el estudio con un objeto muy concreto: identificar las oportunidades que se abren de aquí a 2020 para el sector marítimo español a raíz del desarrollo en Europa de la energía eólica marina. Para ello –para identificar esas oportunidades–, los autores han estudiado, por una parte, la situación del sector a día de hoy en toda la Unión Europea y, por otra, han “tratado de identificar las causas por las cuales el sector no acaba de despegar” en España pese a nuestra condición de “potencia mundial en la generación de energía eólica” y a pesar, así mismo, de que nuestro país cuenta con una "muy potente” industria marítima.

Cuarenta buques, decenas de embarcaciones auxiliares, miles de torres...
Para empezar, las previsiones. Según el documento presentado por el Clúster, “está previsto que, durante los próximos diez años, sea necesaria la construcción de más de cuarenta buques instaladores de aerogeneradores, a los que hay que añadir decenas de embarcaciones auxiliares” (remolcadores, dragas, grúas flotantes…). Asimismo, según el Clúster, los astilleros se encuentran “ante una gran oportunidad”, pues constituyen la “única instalación industrial” que reúne los dos requisitos clave para fabricar las más de 14.000 torres para turbinas que serán necesarias de aquí a 2020: tienen salida al mar y tienen las capacidades necesarias (fuerza de elevación, tecnología constructiva)… Y, por fin, los astilleros “tienen también la oportunidad de participar en la construcción de las subestaciones eléctricas que será necesario instalar dentro de los parques”.

El informe del Clúster señala, además, varios ejemplos de lo que puede significar el desarrollo de la eólica marina en los astilleros. Son los siguientes: en el puerto de Hull, Siemens, que montará una fábrica de aerogeneradores, tiene prevista la creación de 700 puestos de trabajo entre directos e indirectos; en el puerto de Belfast, DONG, que va a instalar una fábrica de montaje, ha previsto 150 empleos durante la construcción y 300 ya en servicio; en el puerto de Sheerness, Vestas instalará una fábrica de aerogeneradores que se estima generará aproximadamente 300 empleos. Así las cosas, y según el Clúster, "si suponemos en España que un puerto del Cantábrico instalara una fábrica de aerogeneradores y un área de almacenamiento y logística, las cifras aproximadas serían de 500 trabajadores; para el resto (servicios portuarios, formación, centros tecnológicos, universidades, etcétera) y el empleo inducido resultante, podemos aplicar un coeficiente de 2,5 a 3". Pues bien, de esa aproximación resulta una "cifra de generación de empleo de entre 9.000 y 10.000 puestos de trabajo, con unas consideraciones conservadoras y sin tener en cuenta la fase de explotación y operación del parque; esta estimaciones no incluyen tampoco el desarrollo de la energía eólica marina en España".

La eólica marina podría emplear a 150.000 personas en 2020
Más aún: un estudio realizado por diversas consultoras y asociaciones británicas sobre el empleo creado en el sector eólico de ese país señalaba –según recoge el informe del Clúster– que, en 2010, en un total de 253 empresas analizadas, había 10.800 trabajadores a tiempo completo, de los cuales, el 29% se derivaban del sector eólico marino, y un 7-8%, de otras energías renovables marinas. Pues bien, dos años antes, en 2008, la cifra era de tan solo 4.800 trabajadores. Es más, según el estudio del Clúster, “el porcentaje de empleo en el sector offshore se irá incrementando, ya que Reino Unido lidera este sector y los planes para la presente década son muy importantes (en las cifras anteriores, no se incluyen los empleos generados por ampliaciones de los puertos, ni los indirectos)”.

En todo caso, y según el estudio del Clúster Marítimo Español, todas las encuestas presentan previsiones similares. Un estudio elaborado por SQWenergy para la British Wind Energy Association (BWEA) estima, para 2014, entre 12.000 (crecimiento pesimista) y 18.000 (crecimiento dinámico) empleos en el Reino Unido y a tiempo completo para los sectores de energía marina (eólica, mareas y olas), ascendiendo la cifra a 23.450 (escenario pesimista) o 59.000 (escenario dinámico) para 2020. De los anteriores, más del 90% corresponderían a la eólica marina, según recoge el informe del Clúster. Las previsiones dadas por la European Wind Energy Association para la eólica offshore en Europa son de 62.000 puestos de trabajo para 2015 y 148.000 para 2020.

El marco
Inversión media por megavatio (MW) eólico: 1.350.000 euros en tierra; 3.100.000 euros en el mar.
Costes medios de conexión por MW: 140.000 euros en tierra; 362.000 en el mar.
Costes medios de operación y mantenimiento (OyM) por MW: 19.500 euros en tierra; 98.000 en el mar.
Horas medias de utilización al año: 2.100 horas en tierra; 3.500 horas mar adentro.

Lo que tiene la eólica marina española a favor, según el Clúster
1. La "excelente" posición competitiva que tienen las empresas españolas del sector eólico terrestre para conseguir una penetración en el mercado internacional de energía eólica marina.
2. "El prestigio que el sector marítimo español ha adquirido en los últimos años con su participación en grandes proyectos offshore relacionados con la industria del petróleo y el gas (astilleros, ingenierías, etcétera)".
3. La existencia en España de una "industria auxiliar cualificada y competitiva, especialmente para los trabajos de construcción de plataformas y torres eólicas de gran volumen, así como en la fabricación de equipos navales".
4. Un precio "muy competitivo" que puede ofertar España en el mercado del norte de Europa, "donde los costes son generalmente muy elevados".
5. La especial condición de los astilleros de "ser la única instalación industrial con salida al mar y con capacidad para construir las más de 14.000 torres para turbinas que serán necesarias hasta el 2020".
6. Es también una excelente oportunidad para aprovechar las infraestructuras portuarias españolas, especialmente las de la Cornisa Cantábrica, que podrían servir de base logística de fabricación, ensamblaje, almacenamiento y transporte para los parques marinos a construir en Francia, Reino Unido, etcétera.
7. Ya hay puertos españoles con áreas para la exportación de torres y turbinas eólicas para el mercado terrestre. Para el mercado marino las necesidades son superiores, ya que las torres y las turbinas pueden transportarse ya ensambladas.
8. Es el momento idóneo para que la industria marítima española se posicione claramente hacia el mercado de las energías renovables marinas, tanto en la eólica, analizada en el presente informe, como en las restantes (de olas, mareas, etcétera), ya que las previsiones de inversiones en estas energías durante los próximos años son muy favorables.

Lo que hay en contra
1. La poquedad gubernamental. El estudio del Clúster dice, literalmente, que "las previsiones [de eólica marina en España] para 2020 se han reducido sustancialmente en el Plan de Energías Renovables (PER) 2011-2020, previéndose únicamente 750 MW, frente a los 3.000 MW iniciales" (3.000 MW era el objetivo señalado en el primer borrador del PER 2011-2020). Para que nos hagamos una idea, Francia ha previsto 6.000 MW en el horizonte 2020.
2. La no existencia de un marco regulatorio apropiado. El informe dice que "será necesario establecer un marco regulatorio favorable y estable que permita el desarrollo de las energías renovables marinas".
3. Lo alambicado de los procedimientos administrativos. Según el informe del Clúster, "es necesario que, desde las diferentes administraciones se simplifiquen los procedimientos de autorización administrativa y medioambiental, evitando en muchos casos duplicidades y demoras".
4. Las limitaciones técnicas. Según el documento, "existen asimismo limitaciones técnicas para la evacuación de la energía eólica marina que deberán ser resueltas para un desarrollo continuado de esta modalidad".
5. Ciertos sectores de la opinión pública: "es conveniente crear un ambiente favorable en los ciudadanos para la creación de parques eólicos marinos". Para ello, el documento del Clúster asegura que es "importante" contar con los sectores "que pudieran presentar un mayor grado de oposición, como el pesquero o el turismo". 6. Según el informe, "el contar con estos sectores y la transparencia en la información pueden ser decisivos a la hora de acometer los nuevos proyectos".
7. La ausencia de recursos suficientes en materia de I+D. "Deberán impulsarse la creación y apoyo a centros de investigación para el desarrollo de nuevas tecnologías". En ese sentido, el Clúster alude en su documento específicamente a la eólica en aguas profundas: "teniendo en cuenta las características de litoral español, nuestra industria debe ser protagonista principal en el desarrollo de tecnologías que permitan la localización de aerogeneradores en aguas profundas". [Imagen: Wärtsilä].

Más información
www.cme.es


Garantizamos el mejor precio en todos nuestros servicios de mantenimiento industrial, somos fabricantes de máquinas industriales a medida y según las necesidades de su empresa.

Comentarios de usuarios (0)

  1. avatar
    Administrador de masinox.es

    Sea el primero en dejar un comentario en Eólica marina en nuestro blog

Déjenos su comentario

Imagen de autenticación